Quilte, pesadilla en tu mente

Quilte, pesadilla en tu mente

Quilte

INFO

La doctora Karla Quilte es una prestigiosa psicóloga que utiliza sus habilidades psíquicas para tratar a pacientes afectados de terrores nocturnos recurrentes. Pero cuando se le encomienda el trabajo de ayudar al joven Adam Whitlock, el viaje al interior de su mente la enfrenta a fuerzas mucho más malévolas que un mal sueño.
AÑO: 2016

GUIÓN: John Lees

DIBUJO: Iain Laurie

COLOR: Megan Wilson

Nº PÁGINAS: 22

GÉNERO: Terror psicológico

“No está aquí para hacerme dormir, ¿verdad? ¡No quiero dormir! Por favor, no me haga dormir.”


Hace ya un par de años me topé, casi por casualidad, con uno de los cómics que más me ha sorprendido en los últimos tiempos: And then Emily was gone. Se trataba de una obra que trataba un tema delicado como la desaparición de una adolescente en una isla, y engarzaba esta premisa con una leyenda del folklore escocés: Bonnie Shaw, una especie de hombre del saco con el que los padres asustaban a los niños para instarlos a portarse bien. Su tono pesadillesco, surrealista y perturbador me atrapó desde el principio, y esto unido a una narrativa gráfica sucia pero tan detallista como original la convirtieron en una de las obras que más recomiendo a quien me pregunta por cómics de terror, como podréis comprobar en esta reseña. Es por todo ello que, cuando me enteré de que el equipo creativo volvía a reunirse para realizar un nuevo cómic, no tardé en hacerme con él.

«Quilte» es un one shot muy breve, publicado por Comixtribe aprovechando la festividad de Halloween. Sus escasas páginas nos cuentan la historia de un joven al que sus padres han internado en un centro hospitalario debido a su absoluto miedo a quedarse dormido y encontrarse con sus “amigos”, unos seres aterradores que llevan tiempo atemorizando al chico. La doctora Quilte, especialista en tratamientos de hipnosis, es contratada por los padres para intentar ofrecer una solución al trastorno de su hijo.

John Lees e Iain Laurie vuelven a demostrar lo bien conjuntados que están en el aspecto creativo. Como en «And then Emily was gone», volvemos a encontrar aquí un tono puramente pesadillesco, con una imaginería visual grotesca e inquietante. El guión de Lees es sencillo pero funciona perfectamente a la hora de crear un relato interesante. Sobre todo destaca la capacidad del guionista de transitar con naturalidad la línea que separa lo real de lo imaginario, logrando plasmar con bastante tino imágenes del subconsciente. A ello contribuye poderosamente el dibujo de Iain Laurie , que aparte de ofrecer un peculiar estilo muy adecuado para una obra de terror, plantea una narrativa gráfica plagada de detalles fascinantes. De justicia es remarcar también el tratamiento del color aportado por Megan Wilson, resultando muy vistoso y presentando un curioso contraste entre las viñetas más luminosas y las más oscuras.

Como aspecto negativo, quizá la historia quede demasiado esquematizada por el poco espacio que ocupa, ya que nos quedamos con ganas de saber un poco más del joven Adam y, sobre todo, del origen de las criaturas que habitan sus sueños. Aún así, creo que las apenas 20 páginas que comprende el cómic están muy bien aprovechadas. Tal vez «Quilte» hubiese lucido mucho más como parte de una antología de relatos cortos de horror, y como cómic independiente puede saber a poco. Sin embargo, sus virtudes son evidentes y puede servir perfectamente como un complemento a otras obras de los autores.


EN DOS FRASES

Interesante historia de terror que cuenta con una admirable imaginería visual. Su principal defecto es que es demasiado breve, pero como cómic de terror cumple su función de manera modélica.

PUNTUACIÓN

puntoshoguerapuntoshoguerapuntoshoguera

José Luis Pascual
José Luis Pascual
De niño, un Michael Jackson zombie apareció en la TV y me pegó un susto del que aún no me he recuperado. Mi terapia es consumir terror en todas sus variedades. Soy el escriba del blog “Dentro del Monolito”.

2 Comments

  1. Asen Ahab dice:

    Hace tiempo q leí tu reseña de “And then Emily was gone” y no encuentro la manera de que me lo envíen a un buen precio aquí a nuestro país. La opción más viable es Comixology, donde esta por unos 7 euros. No me gusta lo digital, pero si no hay más remedio…

    • Pues parece que está complicado, sí. Estoy recorriendo todo internet y lo más “asequible” es un ejemplar usado en Amazon por unos 28 euros. Hace dos inviernos tuve un ejemplar en mi mano en Edimburgo y no lo compré porque estaba algo arrugado. Ahora me arrepiento!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *